Nuevo RAV4: Todoterreno, todo híbrido

En 1994, con el lanzamiento de RAV4, Toyota presentó al mundo un nuevo tipo de vehículo, que combinaba las prestaciones para llegar a cualquier parte y la imagen robusta de un todoterreno, con unas dimensiones más reducidas y un tacto de conducción similar al de un compacto.

Ese mismo espíritu pionero es el que destila la nueva generación de RAV4, la quinta, que hace su aparición europea en el Salón de París 2018. Se trata de un modelo que lleva el concepto de todoterreno a una nueva era en cuanto a prestaciones, capacidad y seguridad, unos avances reforzados por el uso, por primera vez en un todoterreno, de una plataforma derivada de la Nueva Arquitectura Global de Toyota y por un nuevo y poderoso diseño.

Con su bajo centro de gravedad y el nivel sustancialmente superior de rigidez de la carrocería, la plataforma TNGA del nuevo RAV4 contribuye directamente a un mejor tacto de conducción y confort de marcha, un interior espacioso, un maletero líder en la categoría y la libertad de conseguir un diseño poderoso y llamativo, con un techo y un capó más bajos y una mayor distancia al suelo. Además de proporcionar más espacio y confort, el habitáculo presenta una calidad y unos acabados excepcionales.

El nuevo RAV4 es el único vehículo de su categoría que ofrece un sistema de propulsión híbrido eléctrico autorrecargable, por el que se decide una abrumadora mayoría de los clientes de Europa occidental —85% en 2018—. La nueva motorización híbrida TNGA de 2.5 litros y 222 hp DIN de RAV4 reforzará aún más su atractivo entre los clientes, con mejoras importantes de la potencia, la respuesta y la eficiencia, además de los niveles de consumo de combustible y emisiones más bajos de la categoría.

Al mismo tiempo, el sistema 4×4 eléctrico del nuevo RAV4 híbrido ha sido rediseñado y mejorado para ofrecer un rendimiento muy superior en las condiciones más duras y una respuesta segura sobre superficies deslizantes.

El nuevo RAV4 es también el primer Toyota en contar con funciones adicionales del sistema Toyota Safety Sense que incrementan el uso de tecnologías avanzadas para ayudar a evitar accidentes y ofrecer una mayor asistencia al conductor, incluidos sistemas que introducen un cierto grado de conducción automatizada.

Plataforma nueva arquitectura global de Toyota

El primer RAV4 en gozar de las ventajas de una plataforma TNGA

Las cualidades dinámicas del nuevo RAV4 tienen su base en su nueva plataforma TNGA, que otorga al vehículo características como un bajo centro de gravedad y un chasis ligero, resistente, rígido y equilibrado, que ofrece unos niveles excepcionales de tacto de conducción, estabilidad y placer de conducción.

El resultado es que el cliente disfruta más al volante y además se consigue un gran diseño tanto por dentro como por fuera, una mayor seguridad para circular con más tranquilidad y un confort superior para todos sus ocupantes.

La mínima altura posible del centro de gravedad se consigue reduciendo el peso de todos los componentes y situándolos más abajo; desde el motor hasta los asientos. La plataforma también hace posible que la carrocería de RAV4 sea un 57% más rígida, lo que contribuye a una marcha estable y suave, con un tacto de conducción superior.

La plataforma TNGA es la piedra angular de la conducción “tranquila y natural” que buscaba Toyota para el nuevo modelo: “tranquila” en el sentido de no reaccionar bruscamente a las adversidades y transmitir una sensación de estabilidad, y “natural” en su respuesta intuitiva y natural a las acciones del conductor. Más allá de los beneficios que propicia el chasis en sí mismo, hay otras medidas más específicas contribuyen de forma importante a la calidad global; por eso, los mejores ingenieros de Toyota han dirigido el desarrollo del rendimiento dinámico del nuevo RAV4, perfeccionado su maniobrabilidad y tacto de conducción.

Así, por ejemplo, se ha modificado el diseño y la ubicación del depósito de combustible para mejorar la estabilidad y el tacto de conducción. Ahora, se encuentra delante del eje trasero, de manera que su carga se reparte uniformemente entre las ruedas, para una mayor suavidad y estabilidad. No solo se consigue un equilibrio óptimo del peso entre delante y detrás (51/49) sino también entre izquierda y derecha.

También se ha mejorado la respuesta de la dirección asistida eléctrica, desplazando el motor de asistencia de la columna a la cremallera. El resultado es un incremento más lineal de los movimientos de la dirección y una menor tensión sobre el eje de la dirección, que ofrece una mayor sensibilidad, es más directa, y permite seguir mejor la trazada en las curvas. Ahora monta neumáticos de verano en lugar de los ”all season”, para potenciar la precisión de la conducción y conseguir unas distancias de frenado sin igual en la categoría.

La plataforma TNGA de RAV4 también se distingue por el uso de un sistema de suspensión trasera de doble triángulo. Gracias al bajo centro de gravedad y a la gran rigidez de la carrocería, no es necesario que la suspensión sea más rígida para cumplir los objetivos dinámicos establecidos. No obstante, se han realizado unos ajustes de gran precisión en la suspensión trasera en aras de un mayor confort de marcha, incluida una configuración más vertical de los amortiguadores y la optimización del punto de ubicación de los ejes de salida.

Así, ahora RAV4 resulta más ágil, fiel y neutral, y el conductor puede estar tranquilo con las precisas respuestas a los movimientos del volante y el pedal del acelerador, con unos patrones de cambio de marcha optimizados.

Concepto y diseño

Un auténtico todoterreno que destaca entre los demás

La plataforma TNGA resultó muy útil a los ingenieros de Toyota en su misión de dotar el nuevo RAV4 de un fuerte carácter de todoterreno y de un estilo que lo distinguiera de los demás modelos del segmento.

El hecho de que el sistema TNGA introduzca muchos componentes estandarizados “bajo la carrocería” simplifica el proceso de desarrollo, y da a los diseñadores más tiempo y espacio para crear una imagen totalmente renovada, tanto dentro como fuera. En las líneas exteriores y los detalles del habitáculo se observa la influencia de formas de polígonos regulares, que comunican fuerza y coherencia.

Este poderoso diseño se combina con un sistema de propulsión híbrido eléctrico exclusivo, que confiere al nuevo RAV4 de las cualidades necesarias para destacar y atraer a los clientes en un mercado muy competitivo, y en particular conquistar ventas entre personas antes ajenas al modelo y a Toyota en general.

Los elementos clave para conseguir ese impacto son el incremento de la distancia al suelo (15 mm más), el uso de neumáticos de gran tamaño y la adecuación del vehículo a finalidades de todo tipo.

La imagen exterior es potente e inconfundible, con una forma sólida que se extiende desde el frontal del vehículo, por los laterales y hasta la parte posterior, y que da una sensación de contundencia y de auténticas capacidades todoterreno. En la parte delantera, se pone el énfasis en la anchura y la fuerza, con un mayor volumen en la parte inferior del paragolpes, y detrás se consigue un efecto similar, donde la línea horizontal trazada por los faros traseros y la luneta gira bruscamente hacia abajo en los extremos, poniendo de manifiesto la influencia de los polígonos en el diseño.

El habitáculo se caracteriza por una elevada calidad percibida y una ejecución de gran precisión. Abundan las superficies de textura blanda, por ejemplo en el tablero y en los paneles de las puertas. Se hace gala de una gran armonía en la disposición de patrones, texturas, colores e iluminación ambiente, con formas simétricas y el recurso al motivo poligonal que ya se vio en el prototipo Toyota FT-AC. Los mandos y botoneras también son nuevos, con botones perfectamente integrados y controles táctiles de gran calidad, como el de ajuste del climatizador automático.

El cuadro de instrumentos a baja altura, otro de los beneficios de la plataforma TNGA, presenta unas marcadas líneas horizontales que fluyen hacia los paneles de las puertas, lo que enfatiza la generosa amplitud del habitáculo y ofrece al conductor una visión más despejada de la carretera. La consola central entre los dos asientos, más grande y abierta, sigue la línea acogedora y funcional del interior del todoterreno. Se ha prestado una especial atención a la existencia de numerosos lugares para guardar cosas, útiles y de fácil acceso, para el conductor y los pasajeros.

La plataforma TNGA ayuda a conseguir una impresionante amplitud en el habitáculo, el mayor maletero de la categoría y un confort integral. La reducción de los voladizos delantero y trasero de 35 mm en total (5 mm delante y 30 mm detrás) implica que la longitud total del nuevo modelo sea 5 mm inferior (4.600 mm), manteniendo así su ágil maniobrabilidad; sin embargo, la distancia entre ejes ha aumentado 30 mm (2.690 mm), lo que da lugar a un habitáculo más espacioso.

Para potenciar la presencia amplia y enérgica del nuevo modelo, la anchura total se ha incrementado 10 mm, hasta los 1.855 mm, como también el ancho de vía delantero y trasero. Al mismo tiempo, la altura total se ha reducido 10 mm hasta los 1.650 mm.

Confort y funcionalidad a bordo

Conseguir una mayor visibilidad en todas las direcciones fue una de las consideraciones primordiales del proceso de diseño del RAV4. Gracias a la plataforma TNGA, el capó es 15 mm más bajo, lo que supone dos grados más del campo de visión frontal del conductor, y los retrovisores exteriores se han desplazado a una posición inferior en las puertas delanteras. Los pilares delanteros son ahora más finos, la línea de cintura se ha rebajado y la visión trasera desde el asiento del conductor ha mejorado, gracias al mayor tamaño de las ventanillas laterales traseras y la posibilidad de un nuevo retrovisor digital.

El confort y la sensación de control del conductor al volante revisten una gran importancia, y el nuevo chasis TNGA permite una posición de conducción más implicada, sin que ello vaya en detrimento de la visión dominante de la carretera que define a los todoterreno. El nivel de la cintura del conductor se ha rebajado 15 mm, pero el margen de ajuste del volante se ha incrementado un 50%. Esto, junto con el generoso margen de ajuste de los asientos y la precisa colocación de los pedales y el reposabrazos, garantiza que más clientes puedan encontrar la posición ideal al volante.

El confort de los pasajeros traseros ha mejorado gracias a los 40 mm más de anchura, el mayor espacio para los pies y la colocación de dos rejillas de ventilación. El mayor ángulo de apertura de las puertas traseras hace que sea más fácil entrar y salir del habitáculo y acceder a sillas infantiles.

El maletero es ahora más grande y más fácil de usar, en gran parte gracias a un suelo totalmente plano y a una longitud 60 mm superior, que da lugar al mayor volumen de la categoría, 79 litros más que en el modelo actual. La flexibilidad está integrada en el diseño, de modo que el espacio se puede adaptar fácilmente para disponer de más espacio de carga cuando sea necesario: con los asientos traseros abatidos, en el nuevo RAV4 cabe una bicicleta de montaña promedio sin tener que quitarle ninguna de las ruedas.

También hay una bandeja de dos niveles, ajustable en altura, a la que se le puede dar la vuelta cuando haya que llevar artículos más sucios. Los asientos traseros se pueden abatir con una división 60:40 y hay además unas redes de sujeción a ambos lados del maletero. Otros detalles ingeniosos son un asa en el portón trasero que puede hacer las veces de percha y una función de apertura eléctrica sin manos.

Motores y prestaciones

Nuevo sistema de propulsión híbrido eléctrico TNGA que ofrece más potencia, mejor respuesta y el mayor ahorro de combustible de la categoría

El nuevo RAV4 híbrido de 2.5 litros combina una gran eficiencia de combustible y emisiones y un funcionamiento silencioso con más potencia y una respuesta superior.
La potencia máxima del sistema, de 222 hp DIN/163 kW, destaca frente a los 197 hp DIN/145 kW del modelo actual, lo que demuestra que la más moderna tecnología híbrida de Toyota no va corta de fuerza; el dato de aceleración de 0 a 100 km/h es de solo 8,1 segundos.

Esta propuesta de “potencia sin concesiones” otorga al nuevo RAV4 una ventaja única en su categoría y, gracias a sus niveles superiores de rendimiento, maniobrabilidad y eficiencia, se espera que represente una proporción de las ventas aún mayor. Toyota pronostica que crecerá del 85% actual al 90% en Europa occidental.

La cuarta generación del sistema híbrido de Toyota se lanza por primera vez en el RAV4, al que aporta múltiples beneficios. Ciertos componentes clave, como la unidad de control de la potencia —Power Control Unit (PCU)— y la batería de hidruro de níquel, son más compactos y ligeros, y han sido diseñados para reducir las pérdidas eléctricas y mecánicas.

El sistema de tracción cuenta con el nuevo motor Dynamic Force de 2.5 litros de Toyota, una unidad de cuatro cilindros con inyección directa e indirecta que otorga al nuevo RAV4 los menores niveles de consumo de combustible y emisiones de la categoría. Toyota prevé un consumo de combustible en ciclo combinado (NEDC correlacionado) de 4,5 l/100 km* y unas emisiones de CO2 de solo 102 g/km (NEDC correlacionado). Para el conductor, el resultado es una mejor aceleración desde cero, más eficiencia a gran velocidad y, en general, una aceleración más suave y lineal.

Tracción en las cuatro ruedas

Sistemas que combinan un rendimiento fiable en cualquier circunstancia con un gran silencio y eficiencia de combustible

Toyota ha introducido mejoras en la tecnología de tracción a las cuatro ruedas del nuevo RAV4 para conseguir unas mejores prestaciones, capacidades y control sean cuales sean las condiciones de conducción, un valor añadido a su espíritu de “llegar a cualquier parte” y su placer de conducción. Su impresionante rendimiento 4×4 tanto en carretera como fuera de ella será otro factor distintivo del nuevo RAV4 frente a sus competidores, con una gran fiabilidad en las curvas y un buen agarre en todas las condiciones.

RAV4 híbrido con sistema 4×4 eléctrico

El nuevo RAV4 híbrido está equipado con un sistema 4×4 eléctrico considerablemente mejorado y más capaz, que no hace ninguna concesión: presenta un menor consumo de combustible en entornos urbanos, un funcionamiento más silencioso a gran velocidad y una mejor tracción sobre superficies deslizantes. También es más compacto y ligero que los sistemas 4×4 mecánicos, de modo que el consumo de combustible y la estructura del vehículo no se ven afectados.

El sistema genera par motor a partir de la energía de la tecnología híbrida del vehículo y de un motor generador adicional sobre el eje trasero, todo con gran eficiencia. Este diseño reduce las pérdidas de energía, reduce el peso y optimiza el funcionamiento del 4×4 en distintas condiciones de conducción.

En comparación con el modelo actual, el nivel de par que se puede derivar a las ruedas traseras se ha incrementado en un 30%, lo que permite una distribución entre delante y detrás desde 100:0 y hasta 20:80, en función de las condiciones de la conducción. El par máximo a las ruedas traseras se ha incrementado de 953 a 1.300 Nm, que iguala o supera el par alcanzado por los sistemas mecánicos y ofrece un rendimiento más firme, por ejemplo al arrancar sobre superficies desiguales o resbaladizas.

El sistema 4×4 eléctrico optimiza automáticamente la relación del par en función de las condiciones de la conducción, para proporcionar un tacto de conducción, estabilidad y rendimiento todoterreno mejorado, particularmente al seguir bien la trazada en curvas con superficie deslizante, de modo que el conductor nota que las cuatro ruedas están en contacto con el suelo.

Gestión integrada del 4×4

El rendimiento 4×4 del nuevo RAV4 ha mejorado aún más gracias a la introducción de la Gestión Integrada 4×4 —AWD Integrated Management (AIM)—, una característica única en la categoría. Esta función ajusta automáticamente los distintos sistemas del vehículo —dirección asistida, control del freno y el acelerador, caja de cambios y distribución del par motor— en función del modo de conducción seleccionado. En el nuevo RAV4 híbrido, el conductor puede cambiar entre los modos ‘Normal’, ‘Eco’ y ‘Sport’. Al escoger el modo ‘Sport’, el AIM modifica la asistencia a la dirección, el control del acelerador, la respuesta del cambio y la distribución del par motor para conseguir un mejor rendimiento en carretera.

Más capacidad de “escape” con el modo ‘Trail’

El RAV4 híbrido alcanza una capacidad superior con la introducción de un nuevo control automático de diferencial de deslizamiento limitado —modo ‘Trail’—, que garantiza el mejor agarre y control posibles con superficie deslizante. También puede resultar de gran utilidad al afrontar tramos todoterreno complicados.

Con la actual generación del RAV4 híbrido, existe el riesgo de que el vehículo se quede atascado si una rueda con tracción pierde contacto con el suelo en un terreno muy desigual. En el nuevo modelo, al activar el modo ‘Trail’, mediante un selector en la consola central, se puede frenar la rueda que gira libremente y redirigir el par motor a la rueda en contacto con el suelo. El control del acelerador y la respuesta de la transmisión también se adaptan para ayudar al conductor a mantener el vehículo en movimiento.

Equipamiento y sistema mejorados Toyota Safety Sense

Nuevas especificaciones llenas de tecnologías innovadoras

Las especificaciones de equipamiento del nuevo RAV4 demostrarán cómo Toyota sigue aplicando distintas tecnologías para ofrecer innovaciones de gran utilidad en términos de seguridad, confort y funcionalidad cotidiana.

Algunas de las funciones que estarán disponibles, de serie o como opciones, serán un techo panorámico eléctrico, asientos ventilados, carga inalámbrica de smartphones y hasta cinco puertos USB repartidos por todo el habitáculo para la conexión de múltiples dispositivos.

Equipamiento

El nuevo RAV4 ofrecerá un generoso equipamiento en toda su gama en Europa y todas las versiones llevarán de serie la última versión del sistema Toyota Safety Sense con función de contacto de emergencia E-call.

Incluso en la versión de acceso a la gama, la lista incluirá llantas de aleación de 17 pulgadas, raíles en el techo, faros frontales LED, botón de arranque, una pantalla de 7 pulgadas en la consola central y una pantalla multi-informativa TFT de 4,2 pulgadas.

También se ofrecerán como opción llantas de aleación de 18 pulgadas, entrada inteligente (Smart Entry), acabados de textura blanda por todo el habitáculo, pantallas más grandes, tapicería de cuero, faros LED con proyectores, luna trasera oscurecida y portón trasero eléctrico.

RAV4 híbrido Feel!

Este acabado destacará por su pintura bitono, con un llamativo contraste entre el color de la carrocería, a escoger entre cuatro opciones, y el techo negro, además de los faros frontales LED con proyectores y las llantas de aleación de 18 pulgadas. Dentro del habitáculo, unos asientos de estilo deportivo, un negro mate en el techo y unos detalles azules subrayan más si cabe el carácter único de esta variante del RAV4.

Habrá una amplia gama de opciones y accesorios disponible, para que los propietarios puedan adaptar su RAV4 perfectamente a las preferencias de su estilo de vida.

Nuevo retrovisor interior digital

Por primera vez en un Toyota, el nuevo RAV4 ayuda a los conductores a tener una mejor visión de su entorno mediante un nuevo retrovisor digital. Se puede utilizar como retrovisor electrocromático convencional con regulación automática de la luminosidad, que refleje directamente la vía y el tráfico detrás del vehículo, o bien como monitor digital, con un campo de visión mucho más amplio.

Con solo pulsar un botón, presenta en tiempo real la imagen captada por una cámara de alta definición ajustable, montada en la parte superior de la luneta trasera del RAV4. Así se puede obtener una buena visibilidad incluso aunque haya objetos voluminosos en el maletero o si algún ocupante particularmente alto obstaculiza la línea de visión del conductor. La cámara también ofrece un campo de visión más amplio y el conductor puede utilizar los controles para ajustar la imagen, incluida una función de zoom.

Monitor de Visión Panorámica, techo solar panorámico y sistema de sonido JBL

Otra de las características premium que se ofrecerán en el nuevo RAV4 es el Monitor de Visión Panorámica, que ofrece al conductor una visión de 360 grados en tiempo real de los alrededores del vehículo, incluida una perspectiva cenital. Esto resulta muy útil fuera del asfalto, para afrontar mejor superficies complicadas, y al maniobrar en espacios limitados, donde ciertos peligros pueden quedar fuera del campo de visión del conductor.

El entorno abierto y espacioso del habitáculo se puede potenciar aún más con un techo panorámico. En lo que se refiere al entretenimiento a bordo, Toyota ha colaborado con el especialista en sonido JBL para ofrecer una experiencia verdaderamente inmersiva. El nuevo sistema JBL, hecho a medida para el nuevo RAV4, ofrecerá un sonido con calidad de concierto a través de su estructura de nueve altavoces. Incorpora los altavoces agudos de trompeta —Horn Tweeters— exclusivos de JBL, un nuevo y potente subwoofer y un amplificador con tecnología de restauración musical Clari- FiTM.

Toyota Safety Sense mejorado

El nuevo RAV4 es el primer modelo de Toyota en ir equipado de serie con un Toyota Safety Sense actualizado, con sistemas nuevos y mejorados que ofrecen un cierto grado de conducción automatizada, para que los desplazamientos sean más seguros y menos estresantes para el conductor.

La funcionalidad del Sistema de Seguridad Precolisión se ha ampliado para que, además de vehículos, pueda detectar a peatones en la vía, tanto circulando de día como de noche. En el nuevo RAV4, incorpora además la capacidad de reconocer ciclistas, a velocidades relativas de entre unos 10 y 80 km/h, con luz diurna. Si calcula un riesgo inminente de colisión, alerta al conductor y prepara los frenos para aplicar una máxima fuerza de frenado; si el conductor no reacciona, activa el freno de emergencia autónomo, que puede reducir la velocidad del vehículo hasta 40 km/h.

Otra innovación es la inteligente combinación del Sistema de Seguridad Precolisión con el Reconocimiento de Señales de Tráfico para sugerir al conductor una velocidad segura. El nuevo Control de Crucero Adaptativo Inteligente —intelligent Adaptive Cruise Control (iACC)— también puede coordinarse con el sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico. Cuando el vehículo circula a una velocidad predefinida constante, el iACC reconoce los nuevos límites de velocidad en las carreteras principales y deja que el conductor ajuste la velocidad para mantenerse dentro del límite, con solo pulsar los mandos del volante. El Reconocimiento de Señales de Tráfico puede reconocer una variedad más amplia de señales de tráfico de advertencia y prohibición.

El sistema Toyota Safety Sense del RAV4 incluye un nuevo Sistema de Mantenimiento de Trayectoria —Lane Tracing Assist (LTA)—, que ofrece un cierto grado de conducción automatizada. El LTA controla las líneas de la vía en autopistas y carreteras principales y aplica la dirección asistida para mantener el vehículo centrado en su carril, siempre que circule a velocidades superiores a 50 km/h. Así, reduce el riesgo de colisión, además de la carga sobre el conductor al realizar desplazamientos largos por carretera.

La Alerta de Cambio Involuntario de Carril también se ha mejorado, y ahora puede reconocer los bordes de la vía en carreteras rectas sin carriles claramente señalizados. Si al sistema le cuesta o no puede detectar las marcas del carril, por ejemplo si hay mucho tráfico, seguirá el trazado del vehículo que le precede, mediante la cámara y el radar montados en la parte delantera.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Últimas noticias

La solución de recarga solar de Toyota

BMW se beneficiará de la tecnología de hidrógeno de Toyota

Toyota iniciará las ventas del GR Supra GT4 en 2020

Más fabricantes se unen a Toyota

Toyota invertirá en Indonesia para fabricar autos eléctricos

¡Únete al newsletter!

Cambiar de idioma: