Toyota explica por qué hasta ahora no había lanzado un eléctrico al mercado

Toyota ha recibido duras críticas sobre la lenta incursión en el mercado del auto eléctrico. La marca siempre ha presumido de su oferta de modelos híbridos, por lo que a muchos extrañó su retraso en el lanzamiento de su primer eléctrico, el cual ha venido representado por el bZ4x. Desde la marca han respondido a estas críticas que buscan justificar que el propio cliente es el que debe dictar el ritmo del mercado automovilístico y no las tendencias impuestas por los gobiernos.

La marca se ha introducido con retraso en el sector automovilístico eléctrico. Así lo estipulan muchos de sus seguidores e inversionistas, quienes la acusan de no haber creado un plan previo para la eliminación de las mecánicas térmicas y seguir promocionando sus vehículos híbridos, los cuales cuentan con una electrificación moderada y muy por debajo de lo promulgado por otras compañías de la competencia.

“El objetivo es alcanzar la neutralidad de carbono”, aseguró en una reunión el propio director de tecnología de Toyota, Masahiko Maeda, en respuesta a las preguntas presentadas por sus inversionistas que esperan la llegada de una gama más generosa de modelos eléctricos puros. La marca se encamina hacia una industria totalmente neutra en emisiones de carbono en los próximos años, aunque hayan iniciado este camino con algo más de lentitud que otras marcas automovilísticas.

Así mismo, el responsable añadió que es “el cliente es quien debe elegir el vehículo” y no los gobernantes respectivos de cada región, haciendo especial alusión a Europa y la prohibición ratificada recientemente sobre la no venta de vehículos térmicos a partir de 2035. El directivo nipón hace referencia en su exposición a que debe existir una completa variedad de mecánicas en el mercado y, al día de hoy, presentan mucho más interés los autos híbridos que los eléctricos puros en ciertos entornos, debido particularmente a su facilidad de uso y poca adaptabilidad necesaria frente a los motores de gasolina o diésel más clásicos.

Desde Toyota afirman que sus vehículos híbridos todavía tienen un mayor sentido sobre mercados en los que la infraestructura eléctrica aún no es la adecuada para un completo desembarco de los eléctricos. No obstante, también se presentan totalmente dispuestos a dar un paso más allá y en cuanto el mercado esté preparado ir sustituyendo su actual gama mecánica en favor de bloques eléctricos a batería o, incluso, por pila de combustible de hidrógeno, que denominan como el combustible del futuro.

Las críticas también han llegado a Toyota desde grupos ambientalistas que recriminan que no se efectúe una acción inmediata sobre su gama de modelos, mientras que la marca efectuará tal cambio pero de una forma más “pragmática y lógica”, aseguró Seiji Sugiura, analista del Instituto de Investigación Tokai, en Tokio. Las posiciones entre uno u otro movimiento no son contrarias, ya que ambos presentan unas ideas claras para combatir las emisiones de gases invernadero, aunque con diferentes recorridos para alcanzar dicha meta.

Toyota se comprometió el pasado año 2021 a invertir un total de 60 mil millones de dólares para incentivar el desarrollo de su gama de vehículos eléctricos de cara al año 2030; aún así, desde la marca no esperan el retorno de dicha inversión hasta mediados de la próxima década, como mínimo, pues sus estimaciones de ventas para finales de esta década se puntualizan en solo 3,5 millones de automóviles eléctricos, es decir, un tercio de sus ventas globales anuales.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.



Noticias recientes:

Toyota usaría plataforma del próximo RAV4 para construir un pickup compacto

Toyota reciclará las viejas baterías del Prius para fabricar nuevos eléctricos

Nuevo Tacoma compartirá base con el próximo Hilux

Tráfico del sitio

Visitas totales: 18921616

Tiempo de visita promedio: 02:16

Usuarios navegando: 174

Fecha: 07/07/2022

Países que más nos visitan
  1. México
  2. Colombia
  3. Costa Rica
  4. Perú
  5. Argentina
  6. Brazil
  7. Guatemala
  8. Chile
  9. Estados Unidos
  10. Venezuela