Toyota se asocia con CATL y BYD de China

En los últimos meses estamos siendo testigos de un fenómeno que amenaza con frenar la expansión del vehículo eléctrico. Y es que de una falta de producción de autos, hemos pasado a una en la que no hay baterías suficientes para todos. Una situación que está motivando grandes movimientos por parte de las principales marcas del sector, y que incluso ha llevado a Toyota a firmar un acuerdo con dos fabricantes chinos.

Toyota ha confirmado los primeros acuerdos con CATL y BYD. Un paso realmente importante ya que supone el anticipo del inicio del programa de modelos eléctricos de una de las marcas con más influencia a nivel mundial, pero que ha sido una de las que menos ha apostado por esta tecnología. Algo que como vemos está a punto de cambiar.

Los japoneses firmarán un memorándum de entendimiento que supondrá la puesta en marcha de una asociación estratégica con Contemporary Amperex Technology (CATL) que se espera suponga el suministro de baterías de litio para los futuros eléctricos de Toyota, cuya distribución comenzarán en China el próximo año.

Unas entregas que posteriormente extenderán su alcance a Europa, posiblemente ya en 2021. Un acuerdo que además de entrega de baterías, también incluirá colaboración entre los fabricantes en aspectos como el desarrollo de las mismas, así como la adopción de estándares compartidos y el reciclado de los componentes.

El objetivo es alimentar una flota cada vez más electrificada, y que Toyota ha marcado como objetivo triplicar sus ventas anuales de modelos dotados de algún sistema eléctrico hasta al menos en 5.5 millones unidades al año para 2030. Algo que representará la mitad de sus ventas totales. Una apuesta en la que los híbridos y los híbridos enchufables representarán 4,5 millones de unidades, mientras que modelos eléctricos a batería y de hidrogeno ocuparán el resto. Un proyecto que ahora gracias al acuerdo con CATL esperan poder acelerar y lograr ya para 2025.

Y es que además de CATL y BYD, Toyota mantiene acuerdos con otros desarrolladores, como Panasonic, con los que ha firmado una alianza que les llevará a levantar plantas de producción de baterías conjuntas ya en 2020, donde esperan poder comenzar la producción piloto de los primeros packs dotados de celdas de electrolito sólido. También podemos encontrar a Toshiba y GS Yuasa en la fórmula.

Un acuerdo que refrenda la buena marca de una CATL que ha logrado situarse en la primera posición en cuanto a producción de baterías para autos eléctricos, contando con un 17% el pasado año, por el 16% de Panasonic, que ocupa la segunda plaza. Una posición que parece se afianzará gracias a los muchos acuerdos que ha logrado firmar con los principales grupos, BMW, Volkswagen, Daimler, y ahora también Toyota.

Pero sin duda lo más importante es que este acuerdo supone una señal alta y clara de que Toyota está ultimando su desembarco en el sector del eléctrico. Algo que sin duda será beneficioso a nivel industrial y mediático después de unos años anclado en la tecnología de los híbridos, e incluso realizando vergonzosas campañas publicitarias (autorecargable y sin cables) donde intentaba ridiculizar a los propios eléctricos a batería.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Últimas noticias

Primera batería de estado sólido de Toyota en 2020

El prototipo híbrido del Tundra se deja ver…

GR Supra, protagonista de las 24 Horas de Nürburgring

Toyota se asocia con CATL y BYD de China

Toyota revela su gama global de modelos eléctricos

¡Únete al newsletter!

Cambiar de idioma: