Koji Sato sí apuesta por los eléctricos, pero no se puede esperar una revolución…

La estrategia de Toyota con el auto eléctrico ha sido objeto de críticas y discusiones desde varios frentes, incluidos otros fabricantes de automóviles, debido a lo conservador de su postura. Y eso que la compañía anunció a finales de 2021 una inversión multimillonaria en el marco de una estrategia en la que lanzará una treintena de modelos totalmente a batería. Toyota tiene ahora un nuevo director general, Koji Sato, que ha anunciado una mayor apuesta por los vehículos de baterías, pero no se debería esperar ninguna revolución en la marca.

Uno de los motivos es la propia filosofía y ética de trabajo japonesa que no son dados a la improvisación y los giros bruscos de guión. Otro motivo es el económico: Toyota es una de las marcas automovilísticas más globales y como empresa global, busca maximizar el beneficio en todos sus mercados. Y por último, aunque no menos importante, el grupo Toyota centrará su estrategia eléctrica en una marca diferente a Toyota.

Koji Sato, cuyo nuevo cargo entrará en vigor oficialmente el próximo 1 de abril, ya está llevando a cabo los primeros movimientos de cara a liderar el mayor fabricante de automóviles del mundo. Sato ha dicho que aumentarán su apuesta por los eléctricos de baterías y lo harán centrándose en Lexus, la marca de lujo del grupo japonés.

Sin embargo, el directivo se apresuró a señalar que esto no supondrá un gran cambio en la estrategia actual de Toyota, que continuará centrándose en la búsqueda y desarrollo de diferentes tecnologías para tener autos con menor huella de carbono. Dicho de otra manera, Toyota seguirá apostando por los híbridos y los eléctricos de hidrógeno con pila de combustible de manera paralela al desarrollo de los autos eléctricos de batería.

«Esto no es un giro rápido hacia los vehículos eléctricos de batería», ha dicho Koji Sato. El japonés también ha señalado que la compañía ha tenido una mala estrategia de comunicación en los últimos años en lo que respecta a sus planes de electrificación. Ha reconocido que han sido «lentos» en su apuesta por los eléctricos en comparación con otros grandes grupos automovilísticos, pero que «aproximadamente la mitad del asunto es un problema de comunicación».

Otra muestra de esta no-revolución es que Sato ha dicho que mantendrá el objetivo fijado hasta ahora por Toyota de vender 3,5 millones de vehículos eléctricos de batería para el año 2030, y ha anunciado que dará más detalles sobre la estrategia una vez que su equipo asuma sus funciones el próximo mes de abril. Es decir, de momento se mantienen los planes establecidos por Akio Toyoda, el CEO saliente. Los cambios podrían impactar, por tanto, a la marca Lexus.

Lexus tiene como objetivo vender un millón de vehículos totalmente eléctricos para el año 2030. Cinco años después, en 2035, Lexus venderá solamente modelos eléctricos. Esos son los objetivos fijados a día de hoy, pero podrían acelerarse, en base a las declaraciones de Sato de centrar mayores esfuerzos de electrificación en Lexus.

Sato viene precisamente de Lexus. Antes de ser nombrado nuevo CEO de Toyota, Koji Sato, ingeniero mecánico por la prestigiosa Universidad de Waseda, era hasta ahora el presidente de Lexus. Anteriormente ostentó el cargo de ingeniero jefe a nivel global, supervisando, entre otros, el desarrollo del primer auto completamente eléctrico de Lexus, el UX 300e.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

La Hilux eléctrica ya tiene fecha de lanzamiento, pero hay un problema…

Toyota tenía razón: los híbridos están ganando incluso en el paraíso del eléctrico

Camry se vuelve exclusivamente híbrido, además de una nueva apariencia y más tecnología

Aparece el “mini” Land Cruiser que competirá con el nuevo Suzuki Jimny

Toyota dice que los motores diésel “aún tienen futuro”