Toyota apostaría por electrificar de algún modo a la siguiente generación del Supra

Haciendo gala al eslogan ‘el futuro no es solo eléctrico’, el nuevo GR Supra apostaría sin complejos por la electrificación. Según diversas fuentes relacionadas al proyecto, utilizará un motor 3.0 mild-hybrid apto para el uso de ‘e-fuels’, un combustible sintético y neutro en emisiones de carbono, que utiliza agua y energía de fuentes renovables.

Esta idea va en línea con los planes de la compañía, pues hace poco anunció el desarrollo de nuevos motores de combustión y estrategias más amigables con el medio ambiente. Otro dato clave es que, la marca sigue trabajando con el hidrógeno como una alternativa más y no solo enfocando sus esfuerzos en modelos 100% eléctricos.

Sin embargo, dada la reciente desaceleración en las inversiones en vehículos eléctricos (EV), junto con el “enfoque de múltiples vías” para reducir las emisiones, no sería sorprendente que ese plan cambiara una vez más en algún momento. Las noticias procedentes de Japón sugieren que el sustituto del Supra también podría ofrecerse con un motor de combustión interna (ICE).

Así las cosas, Toyota está explorando los combustibles sintéticos y parece que iniciará con la nueva generación del Supra. Esta información fue revelada por el medio japonés Best Car, quien anunció que la marca está trabajando en dos versiones de este futuro modelo que en un principio sería presentado el próximo año y puesto a la venta a partir del 2026.

Si bien no hay confirmación oficial, se cree que el tren motriz de combustión interna del próximo GR Supra podría evolucionar a partir del actual motor turboalimentado de seis cilindros en línea de 3.0 litros de BMW. Es probable que incorpore alguna forma de electrificación, como tecnología híbrida suave, híbrida completa o incluso híbrida enchufable, lo que potencialmente la hará más poderoso que la actual unidad solo ICE.

Además de la vieja unidad de gasolina, los ingenieros de Toyota podrían explorar combustibles neutros en carbono, que podrían prolongar la vida útil del motor en regiones con estrictas regulaciones sobre emisiones. Si bien la compañía tiene la intención de incorporar motores de combustión alimentados con hidrógeno en su línea de producción, es menos probable para el Supra, dado su tren motriz derivado de BMW.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

La apuesta de Toyota por baterías sólidas tiene consecuencias más allá de la propia marca

El nuevo MR2 podría regresar al mercado con el poder del GR Corolla

Toyota aplica un nuevo restyling a la actual generación del Hilux

Toyota apostaría por electrificar de algún modo a la siguiente generación del Supra

El día que Toyota salvó a Tesla de la bancarrota a cambio de lanzar un RAV4 EV