Toyota aplica un nuevo restyling a la actual generación del Hilux

Toyota mostró en Australia el tercer restyling de la octava generación de su Hilux, que exhibe actualizaciones en materia de diseño y tecnología. La nueva versión del pick up llegará a los concesionarios australianos el próximo mes de marzo. El hecho de que la novedad se haya presentado en la potencia oceánica es un dato relevante para América Latina, puesto que ese mercado es el que siempre estrena primero las evoluciones de la Hilux antes de que lleguen a este lado del mundo.

A nivel diseño, la nueva versión de la camioneta exhibe un nuevo frontal, más robusto y musculoso, con un nuevo paragolpes delantero, entrelazado con una parrilla octagonal y nuevas ópticas de LEDs con máscara oscurecida.

Las versiones SR añaden un acabado inferior de paragolpes de color plateado, mientras que el SR5 va más allá con un molde superior de parrilla negro, un grupo de faros LED con tintado oscuro, biseles de lámparas antiniebla negros brillantes, espejos exteriores y manijas de las puertas exteriores negras brillantes.

“Combinado con un estilo dinámico y mejorado, la gama Hilux nunca lució más atractiva”, señaló Sean Hanley, vicepresidente de Ventas, Marketing y Operaciones de Franquicias de Toyota Australia.

En materia de mecánica y prestaciones, el renovado Hilux 2024 para Australia estrena un sistema que ya empezó a venderse desde el año pasado en Europa. Se trata de una versión MHEV (MildHybrid, hibridación suave) con una batería de 48 voltios que asiste al conocido motor 2.8 turbodiesel de 204 caballos de potencia.

Como ocurre con todos los MildHybrid, el sistema no impulsa en ningún momento al vehículo en modo 100% eléctrico, sino que alimenta a los dispositivos eléctricos del vehículo cuando el motor de combustión está apagado o cuando se activa el Start/Stop, como puede ser en un semáforo o embotellamiento de tránsito.

La tecnología de 48 voltios, estándar en los modelos 4×4 Rogue y SR5 de doble cabina automática, y opcional para los modelos 4×4 SR de doble cabina, consta de un motor generador, una batería de 48 voltios que se carga mediante un alternador y con el sistema regenerativo que aprovecha la energía cinética de las frenadas, y un convertidor DC/DC que ayuda a mejorar la suavidad del motor, reduce el ruido, la vibración y la dureza al volante y mejora la eficiencia de combustible del venerado 2.8 en hasta un 10%, aseguran desde Toyota, dependiendo de la variante, en comparación con la generación actual de Hilux.

Las versiones SR equipadas con la tecnología opcional de 48 voltios obtienen control climático automático de doble zona, entrada y arranque inteligentes, control automático de subida y bajada para las ventanas eléctricas y alfombras de piso.

“Introducir la tecnología de 48 voltios en los modelos Hilux de doble cabina es un emocionante paso hacia adelante, ya que se mejora la eficiencia de combustible y se garantiza el rendimiento y la capacidad que hacen populares a la Hilux”, subrayó Hanley.

Además, Toyota sostiene que “las mejoras de la conducción no suponen como contrapartida ningún sacrificio en cuanto a la capacidad de remolque y de carga, que se mantienen en unos niveles excepcionales de 3.500 y 1.000 kilos”.

Las variantes con esta tecnología también se vuelven más capaces fuera de la ruta con el equipamiento estándar de Multi-Terrain Select, que ofrece seis modos de conducción seleccionables que mejoran el rendimiento en condiciones desafiantes.

Independientemente de la elección de la trenza motriz, todas las variantes de doble cabina automática de recogida SR ahora cuentan con dos sensores de estacionamiento delanteros y cuatro traseros para facilitar la navegación en espacios reducidos.

Para mayor comodidad, SR5 junto con Hilux Rogue y GR Sport ahora cuentan con una almohadilla de carga inalámbrica junto a la palanca de cambios y dos puertos USB-C traseros junto a las salidas de aire acondicionado para las variantes de doble cabina.

El Hilux para el mercado australiano se produce en la planta de Toyota en Tailandia, pero con ingeniería del centro de desarrollo que la marca japonesa mantuvo en Australia aún después de haber cerrado su fábrica de producción en ese país.

El motivo que alimenta la especulación de que los cambios en el pick up estrella de Toyota lleguen al mercado latinoamericano consiste en que no es la primera vez que a un estreno nacional lo precede un estreno australiano. Ejemplo de esta tendencia fue el estreno de la Hilux de trocha más ancha, que se presentó en el país de los canguros ocho meses antes de que comenzara a producirse en la planta de la automotriz ubicada en Zárate, provincia de Buenos Aires.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Aparece el “mini” Land Cruiser que competirá con el nuevo Suzuki Jimny

Toyota dice que los motores diésel “aún tienen futuro”

Nueva 4Runner, la sexta generación es más llamativa, híbrida y con motores turbo

Toyota le quita a Daihatsu el control del desarrollo de compactos para mercados emergentes

La nueva 4Runner se deja ver en su primer teaser oficial…