La atrevida predicción de Akio Toyoda sobre los eléctricos

Hablar de Toyota y los vehículos eléctricos significa meterse en una discusión interesante. Mientras que los grandes fabricantes de automóviles lo están apostando todo a la electrificación de sus gamas de modelos, Toyota juega su propio juego y a su propio ritmo.

Lo cierto es que la marca japonesa ya tiene agendada la llegada de un gran abanico de modelos 100% eléctricos para el año 2026 en adelante. Además, está trabajando en diferentes tecnologías de baterías, tanto de litio como las de estado sólido, para ir mejorando los alcances de sus autos y, a la vez, ir reduciendo costos. Su objetivo es de alcanzar las 600.000 unidades de eléctricos vendidos en 2025, cuando en este 2023 apenas han llegado a las 95.000 unidades (un 1% de todas sus ventas mundiales).

Sin embargo, tan cierto como lo anterior es que Toyota no cede en su empeño por seguir desarrollando y apostando por otro tipo de tecnologías de propulsión. Toyota sigue fiel a los híbridos convencionales, la tecnología que impulsó a la marca hace ya unas décadas atrás y que sigue teniendo fuerza a nivel mundial en cuanto a ventas. Toyota también sigue empeñada en desarrollar la tecnología de pila de combustible y del hidrógeno, a pesar de que a día de hoy hay muy pocos modelos en el mercado.

Akio Toyoda vuelve a dudar de los autos eléctricos

Esta estrategia tiene nombre y apellido: Akio Toyoda, el que fuera CEO de Toyota hasta marzo del 2023, y actual presidente del consejo, ha sido una de las piedras angulares para el crecimiento de la marca en los últimos 15 años, pero también una piedra en el zapato para la compañía a la hora de saltarse esa primera fase de electrificación de las gamas de modelos que sí se ha visto visto en el resto de fabricantes.

El bisnieto del creador de Toyota y nieto del fundador de la marca de vehículos ha vuelto a mostrar su desaprobación con la situación actual del mercado automovilístico y de la presión existente sobre los fabricantes para electrificar de forma acelerada sus gamas de autos. Toyoda no discute el fin, que no es otro que lograr la neutralidad de carbono para el 2050, sino los medios para alcanzarlo.

A pesar de dejar su puesto de CEO en la marca, sigue en la junta como presidente. Durante una conferencia sobre el sistema de producción de la empresa, Toyoda dejó una frase que está siendo muy comentada. Sus predicciones apuntan a que los eléctricos representarán únicamente el 30% de la cuota de mercado, «sin importar cuánto avancen». Para Toyoda, el resto estará copado por vehículos híbridos, híbridos enchufables y de hidrógeno: «Creo que los automóviles con motor de combustión definitivamente permanecerán por mucho tiempo».

El ex presidente de Toyota se ha mostrado en los últimos años, curiosamente, como uno de los opositores más férreos a la llegada masiva de modelos eléctricos, considerando que todavía no es el momento y pidiendo regulaciones gubernamentales más flexibles que permitan a los combustión permanecer en el mercado.

Aunque Toyoda piense que los modelos eléctricos se quedarán con el 30% del mercado global, lo cierto es que algunos mercados importantes están por encima de ese umbral o muy cerca de superarlo. Noruega, por ejemplo, ha repetido en 2023 con las mejores cifras a nivel mundial, con un 82,4% de las ventas protagonizadas por vehículos 100% eléctricos.

En su país vecino, Suecia, ya están en el 32%, mientras que en China o en los Países Bajos están ya situados en el 24%. Estados Unidos, por ejemplo, tras vender 1,2 millones de autos eléctricos el año pasado aún cuando las ventas parecen desacelerarse, está en el 7,6% y aspira a los dobles dígitos para este 2024. China es un claro ejemplo de cómo las estadísticas pueden cambiar en muy poco tiempo: antes de llegar a ese casi cuarto de ventas en 2023, en 2020 apenas llegaban al 6%.

Por su parte, las estimaciones de Bloomberg hablan de que las ventas de los modelos eléctricos serán del 75% para el año 2040, cifras muy alejadas de las predicciones del ex mandatario de Toyota. Una marca con una de las cadenas de suministro de eléctricos menos desarrolladas en la actualidad y que corre el riesgo, como ya sucedió con otras grandes marcas como Kodaq, IBM o Nokia, de caer en el llamado «dilema del innovador» pero solo el tiempo dirá si tenía la razón…


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

La apuesta de Toyota por baterías sólidas tiene consecuencias más allá de la propia marca

El nuevo MR2 podría regresar al mercado con el poder del GR Corolla

Toyota aplica un nuevo restyling a la actual generación del Hilux

Toyota apostaría por electrificar de algún modo a la siguiente generación del Supra

El día que Toyota salvó a Tesla de la bancarrota a cambio de lanzar un RAV4 EV