Las ventas de Prius siguen bajando

En 2019, Toyota vendió un poco menos de 70,000 Prius solo en los Estados Unidos. Esa es una caída del 20% comparado con 2018, un 70% menos que el 2012 cuando tuvo su pico más alto en ventas y solo un poco más que su año de debut en 2004. Eso suena preocupante, pero hay un contexto importante a considerar.

Aunque menos compradores están eligiendo al Prius, no han abandonado la línea de híbridos de Toyota en absoluto. De hecho, Toyota logró un aumento del 30% en las ventas híbridas durante 2018, con un total de ventas que alcanzó más de 270,000 unidades. Esos híbridos representaron más del 13% de las ventas totales de la marca el año pasado.

Pero, ¿qué explica estos números? ¿Cómo pueden caer las ventas del principal modelo híbrido de Toyota tan repentinamente mientras el segmento continúa expandiéndose?

Es bastante simple en realidad. La tecnología híbrida de Toyota ya no es la señal del ecologismo que alguna vez fue. Los compradores que buscan kilometraje adicional pueden encontrar lo que necesitan en una amplia franja de la gama Toyota en un modelo que mejor se adapte a su estilo de vida y presupuesto, y aquellos que buscan cultivar una imagen de conciencia de la tierra han seguido adelante.

Claro, la transmisión híbrida de Toyota no fue un modelo exclusivo por mucho tiempo. En Norteamérica, el híbrido Highlander llegó en 2005 y el híbrido Camry lo siguió en 2006, brindando a los compradores una mayor flexibilidad con sus ahorros de combustible. Los híbridos se estaban generalizando y las ventas aumentaban previsiblemente.

Pero a pesar de las opciones, las ventas de Prius se mantuvieron fuertes. El automóvil tenía un factor de conciencia ambiental en ese entonces. Para el momento en que las ventas de Prius alcanzaron su punto máximo en 2012, muchos famosos y reconocidas figuras internacionales lo eligieron, siendo personas que podían permitirse automóviles mucho más exclusivos, pero el Prius les daba credibilidad.

Pero hoy las cosas están cambiando. El Prius ya no es el favorito de los suburbios de clase media alta, a pesar de los intentos de Toyota de atraer de nuevo a los compradores con modelos premium enchufables y tracción total. Su forma kammback (diseño en forma de gota) simplemente no son rival para dos factores: el resto de la gama Toyota y el Tesla Model 3.

Los compradores que buscan la fiabilidad de Toyota y la eficiencia de combustible del Prius están recurriendo al Corolla y al Rav4 híbridos, así como a los otros modelos híbridos que la marca introdujo desde que el Highlander se unió al Prius por primera vez en 2005.

¿Pero qué pasa con esos compradores conscientes de la imagen? ¿Los que compraron Prius porque era el auto para comprar en ese momento? En el mercado norteamericano, muchos simplemente se han mudado a autos puramente eléctricos. ¿Por qué comprar un Prius que siempre cuenta con motor de combustión interna cuando un Tesla Model 3 lo hace mucho mejor con motor 100% eléctrico?

Se puede decir que la apuesta de Toyota con el Prius hace más de casi dos décadas ha valido la pena. Aunque el modelo en sí está cayendo, Toyota construyó un imperio híbrido que se ha convertido en una proporción realmente sustancial del negocio de la compañía. Ciertamente es temprano para confirmar que cumplió su ciclo, pero si el Prius muere para que los híbridos puedan vivir, creo que Toyota estaría de acuerdo.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Toyota y BYD empezarán a desarrollar baterías para autos eléctricos

Toyota fabrica insumos médicos en Estados Unidos

Hilux y Fortuner recibirán pronto una actualización

¡Únete al newsletter!