El Hilux Dakar cambia su corazón y monta un V6 de 3.5 litros

El Toyota Hilux 4×4 que compite en el Rally Dakar ha estado vinculado íntimamente a un motor V8 de 5.0 litros proveniente del Lexus IS F. Un propulsor de altas prestaciones con un sonido tan característico que ha roto el silencio del desierto durante varios años. Sin embargo, los cambios normativos que prepara ASO para la clase reina del Dakar, con la inclusión de la tecnología híbrida en la categoría T1 E y el nacimiento de clase T1+ equivalente han provocado que el 4×4 de Toyota reciba un nuevo corazón.

La nueva versión del Hilux 4×4 debutará en el Campeonato Nacional de Rallies Cross-Country de Sudáfrica de la mano del equipo Toyota GAZOO Racing South Africa, concretamente en el Sahara Desert Challenge. Este nuevo Hilux montará un propulsor de gasolina V6 turbo de 3.5 litros de origen Toyota, bloque motor que bien podría ser el V6 Twin-Turbo de 3.5 litros que utiliza el Lexus LS 500, también denominado V35A-FTS. Sea como sea, el motor elegido por Toyota para el nuevo Hilux 4×4 ha sido evolucionado y desarrollado para cumplir con las exigencias propias de la competición por Toyota GAZOO Racing South Africa en su base de Barbeque Downs.

A la espera de conocer el resto de cambios del próximo Hilux V8 en su proceso de adaptación a la nueva normativa T1+, Glynn Hall como máximo responsable del proyecto off-road de la marca ha señalado: «Este es un desarrollo realmente emocionante para nosotros. La curva de par del nuevo motor turbo de gasolina cambia radicalmente el comportamiento del vehículo. Junto con el ahorro de peso que ofrece el motor eficiencia y el menor consumo de combustible, seguramente nos adentramos en una nueva dirección para el futuro. El chasis también tiene un diseño nuevo y ofrece muchas posibilidades nuevas para un desarrollo futuro».

El Sahara Desert Challenge, tercera cita del campeonato sudafricano dará por tanto la bienvenida este fin de semana a una nueva versión del Hilux 4×4, aunque por el momento se mantiene en secreto cuál de los cuatro pilotos oficiales estará a cargo de conducirlo. Lo lógico sería pensar en que Giniel de Villiers y Dennis Murphy serán los encargados; aunque no se descarta que especialmente Henk Lategan y Brett Cummings o Shameer Variawa y Danie Stassen puedan también probarlo.

Guy Botterill y Simon Vacy-Lyle apenas han debutado con el equipo, por lo que parece descabellado que vayan a ser ellos. Lategan se está recuperando de una operación en el hombro, por lo que las opciones parecen más que reducidas y el propio Glynn Hall dice que se debe tener en cuenta “las opciones del campeonato” con de Villiers situado segundo en la categoría de producción, aunque también quiere pelear por la categoría FIA en una cita en la que el reparto de puntos contará doble.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Coalición japonesa para crear vehículos eléctricos

Cómo podría ser la próxima Hilux y cuándo se presentaría…

Tundra 2022 destapa nuevos detalles de su nuevo interior

¡Únete al newsletter!

Estadísticas del sitio
  • 902.184 visitas únicas