Toyota, afectada por escándalo que rodea a su filial Daihatsu

Daihatsu Motor, compañía clave en la estrategia de expansión de ventas de Toyota en Asia, ha tomado la decisión de suspender sus ventas a nivel internacional. Esta medida se adopta después de una investigación por parte de una comisión externa que confirmó la manipulación de información en 25 tipos de pruebas a las que fueron sometidos 64 modelos y tres motores de la marca.

Estas irregularidades también impactan a 22 modelos y un motor vendidos bajo la marca Toyota como es el caso del Raize. Por tal razón, esto llevó a la suspensión temporal de los envíos de estos modelos por parte de Toyota Motor Corporation. Así las cosas, Toyota, empresa matriz, expresó su compromiso con la integridad y la transparencia al tomar esta decisión en conjunto con Daihatsu.

La detección de estas manipulaciones se remonta a abril, cuando Daihatsu admitió irregularidades en los datos de seguridad informados a las autoridades japonesas. Los modelos afectados están diseñados para los mercados del sudeste asiático, incluidos Tailandia, Indonesia, Malasia, Camboya y Vietnam. El problema también afecta a modelos de América Central y del Sur, como México, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia y Uruguay.

La comisión también descubrió documentación alterada relativa a las pruebas de impacto en los reposacabezas y a las velocidades a las que se realizaban determinadas pruebas. La investigación puso de manifiesto que estas prácticas engañosas se hicieron más comunes a partir de 2014. En el caso de un modelo descatalogado de Daihatsu, una conducta indebida similar se remonta a 1989.

El director del comité aclaró que las conclusiones no responsabilizaban a Toyota de las irregularidades. Al parecer, Daihatsu intentaba cumplir sus propios objetivos sin informar de sus acciones. Toyota declaró que es necesaria una “revisión a fondo” para mejorar Daihatsu, que incluye una revisión completa del proceso de certificación de vehículos.

“Esta tarea es de gran importancia y no puede completarse rápidamente”, expresó Toyota en un comunicado. “Implicará no sólo una reevaluación de la gestión y las prácticas operativas, sino también una reestructuración de la organización y la jerarquía de la filial”.

Además de la suspensión de la producción y distribución, Daihatsu ha llevado a cabo exhaustivas verificaciones técnicas en cada vehículo para asegurar que cumplen con los estándares legales de seguridad y rendimiento medioambiental.

Daihatsu fabrica diversos minivehículos y camiones, conocidos como “kei cars”, muy populares en Japón. Los recientes problemas también han afectado a algunos modelos de Mazda y Subaru en la región, además de a vehículos de Toyota y Daihatsu vendidos en todo el mundo, según la comisión investigadora.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

El Toyota GR GT3 ya está en desarrollo y suena grandioso

Mientras el mundo duda del eléctrico, Toyota está consiguiendo los mejores resultados de su historia

La Hilux eléctrica ya tiene fecha de lanzamiento, pero hay un problema…

Toyota tenía razón: los híbridos están ganando incluso en el paraíso del eléctrico

Camry se vuelve exclusivamente híbrido, además de una nueva apariencia y más tecnología