Toyota no lo apuesta todo al vehículo eléctrico

La industria del automovilismo ha tomado un rumbo firme hacia los vehículos eléctricos y electrificados. Es el único modo de descarbonizar el transporte y, además, esquivar las cuantiosas sanciones que la normativa Euro6 tiene preparadas para aquellas gamas que superen los estándares de CO₂ en mercados como el europeo.

Mientras muchas marcas apuestan directamente por los autos eléctricos, en Toyota siguen pensando que aún es demasiado pronto para centrarse en tecnologías 100% a baterías. La compañía ha sido y es un agente fundamental en la industria del automóvil, pero también un elemento tecnológico disruptor en cuanto a formas de movilidad alternativas.

Al fin y al cabo fueron los japoneses quienes se atrevieron en primera instancia a lanzar un automóvil híbrido en masa, el Toyota Prius de 1997. Desde entonces han seguido fieles a sus principios de electrificación pero enfocados principalmente en motores híbridos.

La directiva de la marca no ha dejado de pensar que el futuro estaba electrificado pero el horizonte para los autos completamente eléctricos lo ven lejano. Es más, incluso han tardado mucho más que otros competidores en decidirse a sacar versiones híbridas enchufables (Prius Plug-In y RAV4 Plug-In). Mientras tanto solo ofrecen un solo eléctrico en el catálogo de Toyota y se trata del IZOA, un C-HR convertido en modelo eléctrico para China.

Esta tendencia relativamente inmovilista va a seguir siendo así a medio plazo, o eso se desprende de las palabras del director Shigeki Terashi quien afirmó recientemente en declaraciones recogidas por Automotive News que “es demasiado pronto para centrarse en una sola opción”.

La afirmación llegó como respuesta a la pregunta de un inversor sobre por qué hay tanta diferencia entre la estrategia de Toyota y Honda, habiéndose propuesto sus competidores tener una gama 100% eléctrica cercana al año 2040.

Desde los cuarteles de la marca en la prefectura de Aichi, Terashi señaló que de aquí a 2050 habrá diferentes opciones de movilidad, incluyendo híbridos y de pila de combustible de hidrógeno, pero que no se plantean centrarse en una sola opción porque no se ajustaría a cubrir todas las necesidades del mercado.

A diferencia de otras corporaciones, Toyota sigue creyendo que los vehículos de combustión (electrificados o no) tienen un papel en el futuro. “Lo que importa es lo que los clientes elijan”, afirmó Masahijo Maeda (jefe de tecnología de Toyota), añadiendo que “algunas personas aman los eléctricos de baterías pero otros no los ven como una tecnología apropiada”.

Toyota siempre ha presumido de dar a sus clientes lo que los ellos quieren y como la demanda aún es baja han decidido acometer una aproximación lenta hacia los modelos exclusivamente de propulsión eléctrica.

Además a Toyota también le preocupa el costo ambiental y económico necesarios para la fabricación de autos eléctricos, y están esperando que las tecnologías se amorticen antes de abordar la fabricación de estos vehículos en masa. “Preferimos mirar todo el ciclo de vida”, apuntó Terashi demostrando cierta preocupación por la gestión que implican los eléctricos desde la extracción de materias raras a la fase de reciclaje.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Coalición japonesa para crear vehículos eléctricos

Cómo podría ser la próxima Hilux y cuándo se presentaría…

Tundra 2022 destapa nuevos detalles de su nuevo interior

¡Únete al newsletter!

Estadísticas del sitio
  • 902.148 visitas únicas