El bZ4X otra vez en problemas: ahora por su autonomía real en invierno

Toyota parecen estar en el ojo de un huracán de críticas y problemas. Su apuesta por retrasar la llegada de los autos eléctricos ha supuesto una lluvia de críticas hacia ellos, y cuando han presentado su primera unidad, el Toyota bZ4X, esta no deja atrás los problemas. Tras sufrir un retraso en su lanzamiento comercial, las nuevas críticas llegan ahora por su autonomía en condiciones reales en invierno. La desviación con lo homologado alcanza hasta un 53%.

El mayor fabricante de vehículos del mundo tiene una firme base sobre la que apoyarse, pero todo parece indicar que la prisa por sacar este modelo le costó una mala jugada. De la noche a la mañana, casi sin avisar, Toyota reveló una serie de 30 modelos eléctricos y la conversión de Lexus en una marca 100% eléctrica. La bandera de salida es el bZ4X. Un SUV eléctrico que parece que nunca va a llegar a los concesionarios. Las pocas unidades que han aterrizado en el mercado han sufrido quejas y problemas.

En una fase muy temprana de entregas, Toyota tuvo que paralizarlas al detectarse un problema de seguridad en los tornillos de sujeción de las ruedas delanteras. Un fallo que ha tardado varios meses en solventarse. En octubre volvió a darse el visto bueno para la producción y la venta, pero los problemas han vuelto a presentarse. Está vez se ha detectado en una prueba de autonomía del medio danés fdm y los datos obtenidos no encajan con los oficiales, por lo que Toyota ha anunciado una investigación.

Según la ficha técnica del Toyota bZ4X hay dos versiones. Una de tracción delantera con 204 caballos y 516 kilómetros de autonomía homologada, y otra con tracción total, 218 caballos y 470 kilómetros de rango homologado en ciclo WLTP. Si bien los datos iniciales apuntan un buen resultado, las pruebas danesas han demostrado todo lo contrario. Hay que tener en cuenta el frío que hace en Dinamarca a estas alturas del año, pero ni con eso se puede justificar la desviación de las pruebas, desviaciones que por cierto también se han observado en su hermano gemelo, el Subaru Solterra.

En condiciones, según fdm, completamente normales, la versión 4×4 del bZ4X tan sólo fue capaz de alcanzar una autonomía de 215 kilómetros, menos de la mitad de lo anunciado oficialmente. Mientras, la unidad de entrada, con llanta de 18 pulgadas, fue capaz de rodar durante 245 kilómetros, una vez más menos de la mitad de lo inicialmente esperado. Está claro que los datos homologados se logran bajo varias condiciones especiales y siempre distan un poco de los reales, pero en este caso semejantes desviaciones son casi incomprensibles. Toyota ha tardado poco en reaccionar a la noticia, y ya ha anunciado una investigación interna al respecto.

En un primer momento la marca ha comunicado que la escasa autonomía se debe a la gran reserva que ofrece el bZ4X, pero cuesta creer que con el indicador de la batería al 0% sea capaz de recorrer muchos más kilómetros. La teoría más plausible es que la batería tenga una capacidad muy inferior a lo indicado. Ciertamente Toyota sólo ha confirmado la capacidad bruta de la pila, sin especificar cuál es el dato neto, pero aun así esto tampoco justificaría al completo el problema. La investigación está en marcha y pronto se espera conocer las conclusiones y alegaciones de Toyota ante un nuevo problema con su primer eléctrico.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Un nuevo Supra eléctrico podría presentarse en 2025 sin la ayuda de BMW

Toyota sobre los eléctricos: “El tiempo demostrará que nuestra posición es la correcta”

Un nuevo rumbo para los eléctricos de Toyota: el desafío de Koji Sato

Toyota se mantuvo como líder mundial de ventas de automóviles en 2022

Toyota relanza el bZ4X con un objetivo de ventas muy poco ambicioso