Toyota invierte en empresa de taxis voladores

Toyota anunció una inversión de 394 millones de dólares en la empresa estadounidense Joby Aviation, centrada en el desarrollo de aeronaves eléctricas de despegue vertical con potencial para uso urbano como taxis voladores. Además de la inversión económica, la marca compartirá su experiencia en materia de desarrollo, calidad y control de costos para el proyecto de creación de su aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL).

“El transporte aéreo ha sido un objetivo a largo plazo para Toyota, mientras seguimos nuestro trabajo en el negocio automotriz”, dijo su presidente, Akio Toyoda. La inversión refleja “el reconocimiento del potencial a largo plazo del mercado de la movilidad aérea urbana”. Por su parte, el fundador y CEO de Joby Aviation, JoeBen Bevirt, señaló que la inversión de Toyota supone “un compromiso sin precedentes de dinero y recursos” para la empresa y el nuevo sector.

Las compañías esperan que su colaboración facilite una producción en masa “eficiente” de este tipo de aeronaves, así como el cumplimiento de los cada vez más estrictos estándares de seguridad. En el marco de esta operación, el vicepresidente ejecutivo de Toyota, Shigeki Tomoyama, se unirá al consejo de administración de Joby Aviation “y desempeñará un papel activo en el establecimiento de la dirección estratégica”.

Fundada en 2009, Joby Aviation está desarrollando un pequeño avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical de cinco plazas, como un helicóptero. La futura máquina tiene un alcance de más de 240 kilómetros para una velocidad máxima de 320 km/h.

Apoyado por múltiples inversionistas y empresas desde su inicio (incluidos los fondos de capital de riesgo de Toyota, JetBlue e incluso Intel), en diciembre, Joby y Uber anunciaron una asociación separada para presentar conjuntamente los taxis aéreos de Joby en al menos dos ciudades, con clientes que reserven y paguen vuelos a través de la aplicación de Uber.

El desafío más apremiante para Joby, que ahora tiene alrededor de 400 empleados, es obtener la certificación de la Autoridad Federal de Aviación y otras agencias reguladoras de todo el mundo. Joby dice que este es un proceso de tres a cinco años que comenzó formalmente en 2018.

La empresa prevé que para 2035 se podrá “tener una flota operativa ubicua de miles, no cientos, con un marco bien establecido para la aprobación regulatoria”.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Toyota repite como la marca de autos más valiosa del mundo

Toyota lanza un sistema de supresión de aceleración

La crisis global sigue afectando a Toyota

¡Únete al newsletter!

Estadísticas del sitio
  • 581.262 visitas únicas