Toyota tiene un concesionario alucinante en Osaka

Toyota es una corporación gigante a nivel mundial, pero son todo un referente en su tierra natal. Tanto es así que la compañía ha creado unas instalaciones impresionantes al borde de una de las autopistas más importantes al norte de Osaka en Japón.

Inaugurado en 2018, el Toyota Corolla Shinosaka Meishin Ibaraki cuenta con una extensión de casi 2.000 metros cuadrados en los que el entorno, el asfalto y la naturaleza se fusionan de una manera orgánica creando un espacio que parece de todo menos un concesionario.

Fundada el 23 de septiembre de 1933 por el ingeniero Kiichiro Toyoda, la Toyota Motor Corporation fue una escisión de Toyoda Automatic Loom, una empresa hasta la fecha dedicada a la fabricación y comercialización de telares.

Todo un salto al vacío que les llevó a la creación de su primer motor, el A, en 1934 y un año más tarde a lanzar al mercado su primer auto, al A1, además del G1 como su primer camión de reparto. Poco después, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Toyota consiguió labrarse fama entre la población nipona al fabricar camiones para el Ejército Imperial Japonés de la forma más sencilla posible.

Como curiosidad, Toyota esquivó una bala (nunca mejor dicho) al finalizar la contienda justo antes de que la aviación aliada ejecutara un bombardeo programado sobre las instalaciones de la compañía en la ciudad de Aichi.

Desde entonces y con la apertura al extranjero a partir de los primeros cinco Toyota Land Cruiser enviados a El Salvador en 1953, Toyota Motor Corporation ha creado siempre vehículos bajo las premisas de ser efectivos, prácticos y con ciertas concesiones al lujo en algunos segmentos, llegando a convertirse en el mayor fabricante de vehículos a nivel mundial en una dura pugna con Volkswagen.

Habiéndose convertido en un referente en Japón y tomando la cultura japonesa como filosofía comercial, Toyota decidió inaugurar en Osaka un concepto revolucionario de concesionario. Un lugar donde se redefinieran la exhibición y atención hacia una nueva experiencia en los procesos de compra.

Creado para Toyota Shin-Osaka Sale Holdings y diseñado por el estudio de arquitectura Takenaka Corporation con Mitamura Satoshi a la cabeza, las instalaciones se fusionan con el entorno dando lugar a una sucesión de espacios que juegan una ilusión óptica entre el propósito comercial y la sensación de estar haciendo cualquier otra cosa aparte de comprar un vehículo.

Así, el concesionario cuenta con una tienda al aire libre, librería y zona de exposición donde los automóviles parece que están en movimiento. Incluso se ha creado una pequeña carretera y plegado sobre sí misma para alojar una pista de pruebas que se prolonga hasta formar el techo y las paredes del edificio principal.

El concesionario también cuenta con zonas donde distraer a lo acompañantes que no estén interesados en la compra. Para ellos se han dispuesto estancias revestidas en madera, amplias, continuas y que evocan la naturaleza. Hasta se han permitido la licencia de montar tiendas de campaña en el interior para usarlas como zonas de juego para los niños.

Las instalaciones han sido reconocidas con el primer puesto en los World Architecture & Design Awards de 2019 en la categoría comercial.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Toyota espera vender más de 5,5 millones de eléctricos para 2030

El hiperauto de Toyota podría no llamarse GR Super Sport

Próximo Land Cruiser retrasado hasta 2021

¡Únete al newsletter!

Estadísticas del sitio
  • 689.712 visitas únicas