A diferencia de la renovación del sedán, la versión hatchback de Yaris solo obtuvo un ‘facelift’…

La gama del Toyota Yaris se está renovando, al menos el modelo que llega a América Latina. Mientras que el sedán presentó primero, dio el paso a una nueva generación, no ocurrió lo mismo en el caso de la variante hatchback. Este último ha sido lanzado oficialmente en su país de fabricación, Tailandia, y recibió una actualización menor para mantenerse vigente en los mercados que se vende.

El asunto no es una sorpresa, pues después de conocer al nuevo Yaris sedán en agosto del año pasado, los rumores sobre un posible ‘facelift‘ en lugar de una nueva generación para el hatchback, ya habían llenado los medios. Esta vez, diferencias entre ambos modelos son más notables.

La primera impresión respecto al nuevo Yaris hatchback 2024, es que luce un aspecto audaz y moderno, llamando más la atención que su predecesor. Hay cambios en el apartado de diseño (frontal) y algo más de tecnología a bordo, pero la mecánica sigue siendo la misma.

Si bien el hatchback de Yaris 2024 no se trata de una actualización a fondo, las mejoras aplicadas responden a las necesidades que tenía el vehículo para continuar con su vida comercial. Este revela una parte delantera con más proyección y volumen, el resto del auto permanece muy similar a la versión actual.

Ahora en la facia destaca una nueva parrilla del radiador más grande que ocupa de lado a lado el frente, dentro de unas piezas de carrocería que le dan una apariencia rectangular, tiene un entramado de panel de abeja, y bajo esta hay una tira de aspecto cromado.

Un personalidad más deportiva salta a la vista. A los elementos anteriores se suman, faros principales LED súper alargados y afilados con firma lumínica en “L”. Atrás, el conjunto de iluminación y bumper fueron rediseñados, e incorpora una entradas verticales a los lados.

En el interior se hizo lo propio y el ‘facelift’ trajo consigo un nuevo centro multimedia con una pantalla de siete u ocho pulgadas en las versiones básicas, o de nueve pulgadas en los niveles de equipamiento más altos. Los ocupantes de los asientos traseros disponen ahora de un puerto USB-C.

Hay nuevas funciones en el sistema de seguridad y asistencias, como alerta de cambio de carril, alerta de tráfico cruzado trasero y monitor de punto ciego. Como estándar están el control de estabilidad y tracción, asistente de arranque en pendientes y frenos ABS.

La oferta de propulsión incluye un motor 1.2 litros aspirado de 92 caballos de potencia y la ya conocida transmisión automática CVT, que es el mismo bloque con el que se vende en la actualidad. Mientras tanto, el Yaris sedán próximamente lanzará una inédita versión híbrida.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

La apuesta de Toyota por baterías sólidas tiene consecuencias más allá de la propia marca

El nuevo MR2 podría regresar al mercado con el poder del GR Corolla

Toyota aplica un nuevo restyling a la actual generación del Hilux

Toyota apostaría por electrificar de algún modo a la siguiente generación del Supra

El día que Toyota salvó a Tesla de la bancarrota a cambio de lanzar un RAV4 EV