El nuevo modo ‘siesta’ de Toyota

Los tiempos de carga son el talón de Aquiles de los vehículos electrificados. Los usuarios que se plantean pasar de los modelos de combustión interna a los autos sin emisiones lo ven como uno de los grandes problemas para afrontar su compra. La espera depende en gran medida de la potencia del cargador y del tipo de batería.

Las cargas se dividen en tres tipos: lenta, rápida y ultrarrápida. La carga lenta llega hasta los 7,4 kW. A partir de aquí, las instalaciones deben de ser trifásicas. Con la carga rápida se llega hasta los 22 kW, y la ultrarrápida, que es la menos frecuente, parte de los 150 kW. Con estas últimas potencias, un automóvil con una gran batería (como Tesla Model S o Porsche Taycan) pueden recargarse en tan solo unos minutos.

Para todos aquellos que no disponen de unos modelos tan especiales y caros en el mercado, toca esperar mientras las baterías se recargan. Para ellos, Toyota acaba de lanzar el modo ‘siesta’ para relajarse mientras la electricidad llena la pila por completo.

Esta nueva característica está presente en exclusiva en los modelos de Toyota: Prius PHEV y RAV4 Prime. Lexus, también lo ofrece ahora en el NX 450h+ y RX 450h+. El sistema My Room que montan estos modelos permite a los ocupantes utilizar las características del vehículo mientras está estacionado y el motor de combustión interna se encuentra apagado, obteniendo la energía de la batería más grande.

Esta característica proporciona acceso a los sistemas de aire acondicionado y audio mientras el vehículo está conectado a una fuente de alimentación externa. Como resultado, los ocupantes pueden usar la cabina para actividades diferentes, como dormir, navegar por internet, trabajar o incluso ver una película durante varias horas. Además, también pueden pasar la noche sin tener que encender el motor térmico.

Otra de las características que aporta este novedoso sistema es la de monitorizar si los niveles de energía se agotan más rápido que la carga, lo que significa que los usuarios pueden equilibrar el consumo de energía y evitar quedarse sin batería.

Una tecnología conocida

A diferencia de los sistemas bidireccionales más conocidas como el V2G (vehicle-to-grid), que permite que un eléctrico envíe o tome energía de la red en función de las necesidades y las tarifas eléctricas, o el V2V (vehicle-to-vehicle) que permite traspasar la energía de la batería de un vehículo a otro, lo que Toyota ha implementado es el V2L (vehicle-to-load): en este caso, el auto funciona como un gran cargador, aunque, a diferencia de las anteriores, no es bidireccional.

En realidad, se trata de una función que está disponible desde hace tiempo en muchos autos 100% eléctricos, pero que no lo estaba en las generaciones anteriores de Prius híbrido enchufable.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Grand Highlander sale a la venta, ideal para familias grandes

Toyota presenta el primer prototipo del GR Prius

Toyota suspende ventas del Raize después de irregularidades en pruebas de seguridad

Toyota USA presenta la renovada Tacoma 2024

Toyota dará el paso al eléctrico cuando las baterías de estado sólido evolucionen