Toyota trabaja en la próxima Prado, pero no llegará hasta 2023…

Tras el lanzamiento mundial de la nueva generación de Land Cruiser 300, surge entre los ‘fans’ de la marca la incógnita frente al relevo de otro de sus modelos emblemáticos. Hablamos del Toyota Prado, conocido en varias partes del mundo como Land Cruiser Prado, cuyo actual modelo data de 2009 y cuenta con muy pocas revisiones o mejoras desde su última versión.

Pues bien, ya hay algunas luces al respecto. Citando fuentes anónimas dentro de la marca, la publicación japonesa “Best Car” confirmó que la próxima Prado se revelará en el tercer trimestre de 2023. Es decir, un año más tarde de lo inicialmente previsto y la culpa no es de la pandemia, sino del éxito del modelo vigente.

A juzgar por lo que dice la fuente, esta quinta generación de Prado vendrá cargada de novedades. Las más importantes serán la incorporación de una variante híbrida y una versión GR Sport de estilo deportivo, esta última también presente en la nueva generación de Land Cruiser. Pero hay mucho más para ver… o imaginar.

Ilustraciones digitales creadas por el artista Avarvarii y Best Car, toman algunos datos conocidos en cuanto al diseño del futuro Land Cruiser Prado y los interpreta a su manera. Es un hecho que tendrá faros más delgados al frente, así como pasos de rueda más cuadrados y una parrilla más grande que mantendrá las características rejillas verticales.

Según la fuente que trascendió al respecto, el nuevo SUV tendrá 4,82 metros de largo, 1,88 metros de ancho y 1,83 metros de largo, con una distancia entre ejes 50 mm más larga que en el modelo actual. Eso se traduce en mayor espacio disponible en el habitáculo.

En cuanto a sus motores, se habla de un nuevo motor diésel biturbo de 2.8 litros unido a una caja automática de ocho velocidades que sería la mayor novedad en cuanto a mecánicas a combustión. Otra opción sería el ya conocido motor a gasolina de 2.7 litros, combinado con una caja automática de seis velocidades.

En un rango superior está el sistema motriz híbrido que se está desarrollando específicamente para el nuevo Prado, y estará unido a un motor de 2.5 litros que, sin embargo, no es claro si será a gasolina o diésel. Su llegada al mercado global se dará posterior al estreno del vehículo, tal como ocurrirá con la Land Cruiser 300.

También hay algunos datos relacionados con su equipamiento. Se espera una pantalla táctil de 12,3 pulgadas para la operación del sistema de infoentretenimiento, así como una mejora sustancial en el equipo de seguridad con nuevas tecnologías dentro del paquete de asistencias a la conducción, el Toyota Safety Sense.


Jishin

Creador del blog. Apasionado por la innovación, tecnología y movilidad.

Noticias recientes:

Coalición japonesa para crear vehículos eléctricos

Cómo podría ser la próxima Hilux y cuándo se presentaría…

Tundra 2022 destapa nuevos detalles de su nuevo interior

¡Únete al newsletter!

Estadísticas del sitio
  • 902.148 visitas únicas